Blogia
Examen de selectividad curso 2012/2013 - Lengua castellana y Literatura

EL REALISMO MÁGICO

EL REALISMO MÁGICO

EL REALISMO MÁGICO


El término "realismo mágico" apareció por primera vez en 1925, aplicado por el crítico alemán Franz Roh a la pintura post-expresionista. Poco después, el escritor italiano Massimo Bontempelli, amigo del pintor De Chirico,  calificaba así a una novela suya aplicando también el concepto a la obra literaria.

Se puede decir, pues, que el realismo mágico es una corriente literaria ligada al surrealismo, cuyo rasgo principal es la deformación de la realidad a través de una acción fantástica, que se describe de un modo realista, sobre todo dentro de la narrativa. En definitiva, mezcla la realidad con elementos fantásticos, mostrando lo común y cotidiano como algo irreal o extraño. O lo extraño y maravilloso como algo real. El escritor se enfrenta a lo real y trata de esclarecerlo, de descubrir todo lo que hay de misterioso en las cosas cotidianas, en la vida y en las acciones del hmbre. Pero también los sucesos más fantásticos no se presentan, como sucedería en el cuento fantástico tradicional, como algo que asombra tanto a personajes como a lectores, sino como parte de la misma realidad cotidiana. Ambas vertientes de la unión de realidad y fantasía se mezclan en las novelas hispanoamericanas.

Ya en los años 30 Borges había hablado de realismo fantástico y más tarde Arturo Uslar Pietri usará el término de realismo mágico para referirse a la narrativa hispanoamericana. Ángel Flores fue el primer crítico en incluir en esta corriente a los escritores hispanoamericanos que irrumpieron con fuerza a mediados de los años sesenta en el panorama de la Literatura española- el boom hispanoamericano-.  Estaba ligado a las vanguardias de entonces,  y rompía con la herencia del postmodernismo, realista y lineal. Es también el realismo mágico, por lo tanto, un intento de renovación literaria, una corriente estética. 

El realismo mágico se puede definir como la preocupación estilística y el interés en mostrar lo común y cotidiano como algo irreal o extraño; en palabras de Luis Leal, "el tiempo existe en una especie de fluidez intemporal, y lo irreal acaece como parte de la realidad".

El realismo mágico es una característica propia de la literatura latinoamericana de la  segunda mitad de siglo XX,  que funde la realidad narrativa con elementos fantásticos y fabulosos, no tanto para reconciliarlos como para exagerar su aparente discordancia. El reto que esto supone para la noción común de la “realidad” lleva implícito un cuestionamiento de la “verdad” que a su vez puede socavar de manera deliberada el texto y las palabras, y en ocasiones, la autoridad de la propia novela.  

Si bien esta tendencia a fundir lo real con lo fantástico ya existía en las obras de novelistas de todos los tiempos, principalmente en escritores como François Rabelais y Laurence Sterne; otros precedentes más inmediatos pueden ser las novelas del ruso  Vladimir Nabokov o del alemán Günter Grass.  
Pero el realismo mágico floreció con esplendor en la literatura latinoamericana de los años sesenta y setenta, a raíz de las discrepancias surgidas entre cultura de la tecnología y cultura de la superstición, y en un momento en que el auge de las dictaduras políticas convirtió la palabra en una herramienta infinitamente preciada y manipulable.

Al margen del propio Carpentier, que cultivó el realismo mágico en novelas como Los pasos perdidos, los principales autores del género son Miguel Ángel Asturias, Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y, sobre todo, Gabriel García Márquez. Las novelas de este último, Cien años de soledad (1967), El otoño del patriarca (1975) y Crónica de una muerte anunciada (1981) siguen siendo obras notables del género. 

 
   Fuera del continente americano el realismo mágico ha influenciado, al decir de algunos críticos, la obra del italiano Italo Calvino y del checo Milan Kundera, así como en el inglés Salman Rushdie.  

http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/memorias/textocontexto/coronel/magi.htm

 

Gabriel García Márquez dijo en una ocasión: 

 

“Mi problema más importante era destruir la línea de demarcación que separa lo que parece real de lo que parece fantástico. Porque en el mundo que trataba de evocar, esa barrera no existía. Pero necesitaba un tono inocente, que por su prestigio volviera verosímiles las cosas que menos lo parecían, y que lo hiciera sin perturbar la unidad del relato. También el lenguaje era una dificultad de fondo, pues la verdad no parece verdad simplemente porque lo sea, sino por la forma en que se diga.”

 

Aspectos destacables del Realismo mágico

 

Los siguientes elementos están presentes en muchas novelas del realismo mágico:  

  • Contenido de elementos mágicos/fantásticos, percibidos por los personajes como parte de la "normalidad".
  • Elementos mágicos intuidos, pero nunca explicados.
  • Presencia de lo sensorial como parte de la percepción de la realidad.
  • Se puede apreciar en el contenido de la novela, representaciones de mitos y leyendas.
  • Contiene multiplicidad de narradores (combina primera, segunda y tercera persona), con el fin de darle distintos puntos de vista a una misma idea y mayor complejidad al texto.
  • El tiempo es percibido como cíclico, no como lineal.
  • Se distorsiona el tiempo, para que el presente se repita o se parezca al pasado.
  • Transformación de lo común y cotidiano en vivencias que parecen "sobrenaturales" o "fantásticas".
  • Preocupación estilística; una visión "estética" de la vida que no excluye la experiencia de lo real.
  • El fenómeno de la muerte aparece y “desaparece”; es decir, los personajes pueden morir y luego “volver a vivir”…
  • Planos de realidad y fantasía: hay hechos de la realidad cotidiana que se combinan con el mundo irreal, fantástico, del autor, con un final inesperado o ambiguo.
  • Escenarios americanos: en mayoría ubicados en los niveles más duros y crudos de la pobreza y marginalidad social, espacios donde la concepción mágica, mítica, aún es "vida real".
  • Los hechos son reales pero tienen una connotación fantástica, ya que algunos o no tienen explicación, o son muy improbables que ocurran.
  • Se refiere a la novedad de los personajes, aparentemente irreales, que siempre actúan sin actuar; es decir, que la magnitud profusa del personaje se ve reflejada en cada letra de la novela.

 

Características del realismo mágico:

  • Los Personajes

Los personajes presentes en las obras de esta corriente suelen viajar, no sólo físicamente;  también cambian de espacios y tiempos desde sus pensamientos y sus estados oníricos.

  • El Tiempo

Encontramos varias posibilidades:

  • Tiempo cronológico: las acciones siguen el curso lógico del tiempo.
  • Ruptura de planos temporales: mezcla de tiempo presente con tiempo pasado (regresiones) y tiempo futuro (adelantos).
  • Tiempo estático: el tiempo cronológico se detiene;  en cambio, fluyen los pensamientos de los personajes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres